COMUNICADO DE LA COMISIÓN GESTORA DEL COLEGIO PROFESIONAL DE TERAPEUTAS OCUPACIONALES DE CANARIAS EN RELACIÓN CON LA PNL 0682 de FISIOTERAPIA

El pasado día 21 de Marzo de 2019 se aprobó por unanimidad la PNL impulsada por el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias en la cual se exhortaba al gobierno autonómico a una serie de actuaciones para la mejora de esta intervención sanitaria.

Fue el 22 de Abril De 2016 cuando también fue aprobada por este mismo órgano y procedimiento, otra Proposición no de Ley (PNL-0137) en la que el Gobierno de Canarias y su consejería de sanidad eran comprometidos a incrementar los casi nulos recursos que tiene a disposición la sociedad canaria en relación a otra prestación sanitaria incluida en la cartera común de servicios del sistema nacional de salud “La Terapia Ocupacional”.

Entre estas dos fechas 4 Cabildos, 16 ayuntamientos incluyendo los capitalinos, y 26 entidades sociales y científicas se han sumado a este clamor de una sociedad que les recordaban e insistían con la suma y entrega de 12.200 firmas el 21 de Diciembre 2016 en el parlamento, la ejecución de esos acuerdos institucionales que jamás se materializaron. Esta es por lo tanto la fotografía política del momento.

Tras la última PNL ya son dos los colectivos sanitarios implicados en el proceso de rehabilitación que piden soluciones, recursos, y consenso ante el caótico escenario que se representa en nuestra sanidad y que afecta directamente a la población más vulnerable, personas dependientes, y colectivos de personas con discapacidad.

La rehabilitación en Canarias, se encuentra en estado de emergencia desde hace ya muchos años y las últimas cifras “oficiales” de 9.640 personas en espera de consulta para rehabilitación (31 Dic 2018), la precariedad de recursos, y un gasto en concertación de rehabilitación con centros privados de 9.087.000€ en 2018, hacen saltar todas las alarmas entre profesionales y colectivos sociales.

La Comisión Gestora del Colegio Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Canarias aplaude esta iniciativa y su contenido, como no podría ser de otra manera, ya que la situación actual exige medidas de cambio y evolución que impliquen a todos los colectivos profesionales y administraciones correspondientes.

A nuestro juicio son urgentes reformas inmediatas que incluyan los nuevos escenarios fruto de la evolución científica y del conocimiento, que doten a todos los profesionales sanitarios de las competencias que ya recoge la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias en su Artículo 4. Principios generales:

“7. El ejercicio de las profesiones sanitarias se llevará a cabo con plena autonomía técnica y científica, sin más limitaciones que las establecidas en esta ley y por los demás principios y valores contenidos en el ordenamiento jurídico y deontológico.”

Ciertamente también menciona los diferentes ámbitos de actuación y las competencias profesionales propias, y no podemos dejar de lado que el destinatario de nuestras actuaciones es el usuario, por lo tanto, es imprescindible encontrar vías de consenso que permitan introducir los cambios necesarios para acercarnos a los niveles de calidad asistencial deseados por todos.

Desde este colectivo profesional queremos hacer un llamamiento a todos los agentes implicados: Instituciones, Sociedades Científicas, Profesionales, Colectivos sociales y usuarios para que se puedan impulsar las reformas necesarias que, a nuestro juicio, entre otras muchas son:

  • Una reestructuración del proceso rehabilitador desde Atención primaria con la participación e inclusión de todos los profesionales implicados: Rehabilitadores, Médicos de familia, Fisioterapeutas, Terapeutas Ocupacionales, Logopedas, etc.
  • La inclusión de procesos asistenciales multidisciplinares intra-hospitalarios.
  • La elaboración de vías clínicas o protocolos estandarizados que aseguren la aportación de todos los recursos asistenciales existentes para optimizar las intervenciones, acortando estancias y gasto sanitario.
  • La eliminación de las nefastas dependencias orgánicas y funcionales que conducen a ineficiencias y a un reparto desigual de los recursos.
  • El reconocimiento a las competencias propias y capacidad de actuación consensuada dentro de los equipos multiprofesionales.
  • El control exhaustivo de los conciertos sanitarios haciendo participes en la elaboración de los pliegos de contratación a todos los agentes profesionales implicados.
  • La descronificación de los hospitales de agudos.
  • La horizontalización de la gestión
  • La actualización de las plantillas orgánicas

Y la exigencia del máximo respeto a todos los colectivos profesionales que intervienen o deberían intervenir, para que la rehabilitación plena sea un derecho de todos.

DIEGO MOGUEL Presidente de la COMISIÓN GESTORA DEL COLEGIO PROFESIONAL DE TERAPEUTAS OCUPACIONALES DE CANARIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.