El antiguo hotel Delfín, convertido en una residencia para enfermos de alzhéimer, tendrá Terapia Ocupacional

La primera residencia especializada en enfermos de alzhéimer en Canarias abrirá sus puertas el próximo mes de junio en un antiguo hotel de Bajamar, en La Laguna. Este recurso sociosanitario, de carácter privado, se ubicará en las instalaciones que hasta hace sólo un año albergaba el conocido hotel Delfín, y que han venido siendo reformadas desde octubre pasado para acoger un recinto de estas características, según informó ayer a DIARIO DE AVISOS uno de los impulsores de la iniciativa, el empresario hotelero y exconcejal de Turismo del Puerto de la Cruz, Lorenzo Hernández Luis.
Las vicisitudes que está pasando el sector turístico de las Islas y la demanda existente en el Archipiélago en la atención especializada de enfermos con cuadros de demencia, especialmente el alzhéimer (el 75% de las aproximadamente 25.000 personas que padecen algún tipo de demencia en Canarias tiene esta dolencia), ha llevado a poner en marcha esta iniciativa, que ha contado con la activa colaboración de Afate (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Tenerife), colectivo que se ha encargado del asesoramiento del proyecto.
La residencia, que seguirá llevando el nombre de Delfín, contará con 120 plazas alojativas y 60 habitaciones. El recinto tendrá, además, un centro de día, módulo de respiro familiar y unidad de noche, con una cartera de servicios tanto para los propios usuarios como para familiares o tutores. Dentro de los recursos alojativos, se dispone de habitaciones dobles, triples y cuádruples, así como de individuales.
Hernández Luis comentó que una vez se encuentre a pleno rendimiento la residencia, ésta contará con una plantilla de 60 trabajadores, tanto profesionales sociosanitarios (médicos, enfermeros, terapéutas, trabajadores sociales, logopedas y gerocultores) como empleados en el apartado alojativo. El empresario portuense relató que se procedió, en la parte sociosanitaria, a una selección de plantilla en la que participaron 80 personas.
El centro Delfín ofrecerá prestaciones de diversa índole, que van desde terapia ocupacional, fisioterapia y talleres, hasta asesoramiento técnico, apoyo emocional a familiares, acompañamiento nocturno, actividades de ocio y tiempo libre, y charlas formativas, entre otros servicios. “La crisis económica ha provocado que hayamos reorientado nuestra actividad, en el caso del hotel Delfín, del ámbito hotelero al sociosanitario.
El sector turístico está sufriendo tres parámetros bastante negativos: el exceso de oferta alojativa; el descenso del número de turistas, a pesar de que ahora, coyunturalmente, vivamos una cierta recuperación; y la competencia de otros destinos. Con este cambio empresarial se consigue, no sólo mantener puestos de trabajo, sino aumentar también el número de empleados, además de cubrir una gran demanda social”, apuntó Hernández Luis.
Convenios
El hotelero, cuya empresa posee también el Palmeras Playas, ubicado en la ciudad turística, subrayó que la inversión en el acondicionamiento de la residencia supera el millón de euros, gracias a la financiación de una entidad como Triodos Bank, una institución de origen holandés especializada en proyectos de cariz social. Hernández Luis remarcó que los precios que ofertará el centro dependerán de la diversidad de la cartera de servicios, y puntualizó que está previsto suscribir conciertos con el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife para derivar usuarios a la residencia. (FRAN DOMÍNGUEZ, Diariodeavisos.com)

Los comentarios están cerrados.