Cuidados Paliativos

Los cuidados paliativos (CP) son un tipo especial de atención diseñada para proporcionar bienestar o confort y soporte a los pacientes y sus familias en las fases finales de una enfermedad terminal. Según la OMS, se definen como

“aquellos cuidados que mejoran la calidad de vida del paciente y sus familias frente a los problemas asociados a las enfermedades en fase terminal, a través de la prevención y el alivio del sufrimiento, mediante la identificación precoz, la evaluación cuidadosa y el tratamiento del dolor y otros problemas físicos, psicosociales y espirituales”.

La fase terminal de la enfermedad, o enfermedad terminal, es aquella que presenta unas características determinadas, que son:

  • Presencia de una enfermedad avanzada, progresiva e incurable.
  • Falta de posibilidades razonables de respuesta al tratamiento específico.
  • Presencia de numerosos problemas o síntomas intensos, múltiples, multifactoriales y cambiantes.
  • Gran impacto emocional en paciente, familia y equipo terapéutico, muy relacionado con la presencia, explícita o no, de la muerte.
  • Pronostico de vida inferior a 6 meses.

La base terapéutica de los CP busca la atención integral, individualizada y continuada, teniendo en cuenta los aspectos físicos, emocionales, sociales y espirituales. Esta atención debe enfocarse tanto al enfermo como a la familia, ya que esta última es el núcleo fundamental de apoyo al enfermo. La promoción de la autonomía y dignidad al enfermo tienen que regir en las decisiones terapéuticas, elaborando con el enfermo los objetivos terapéuticos, desde una concepción terapéutica activa. Una atmósfera de respeto, confort, soporte y comunicación influyen en el control de síntomas, por ello, el control del ambiente es de gran importancia.

En resumen, el control de síntomas, la comunicación sincera y la atención a la familia son los principales pilares de la atención paliativa.
Dentro de una atención integral destacamos dos ramas importantes; por un lado, la atención de las diversas esferas (física, social, emotiva, psicológica…) en las que participa la persona; y por otro, la intervención multidisciplinar que surge gracias a los cuidados específicos para estas personas. Ambas razones, así como la promoción de la autonomía y la dignidad al enfermo, pilar fundamental en CP, constituyen el ámbito donde el terapeuta ocupacional desarrollará su cometido en este tipo de cuidados.

Los factores que preocupan en mayor medida a los enfermos en el momento de afrontamiento de la muerte son las dimensiones ocupacionales y emocionales. Es por ello, que el terapeuta ocupacional debe realizar una buena intervención en las tres esferas del individuo, preocupándose de los intereses, la función y disfunción ocupacionales, así como de las conductas ocupacionales alteradas, abarcando como ya se ha dicho, aspectos biológicos, cognitivos, socioculturales, filosóficos y simbólicos de la vida diaria, todo ello enmarcado en los ambientes cultural, social y físico de la persona.

El enfoque desde el que se hará la intervención procura mantener las capacidades del individuo en fase terminal de la enfermedad o, en su defecto y debido al continuo progreso de la enfermedad, compensar/adaptar aquellas actividades significativas para el mismo.
El paciente con enfermedad terminal experimenta un significado alterado de actividades y vida ocupacional presentando una serie de aspectos:

  • Déficit de rendimiento en ocupación y adaptación temporal.
  • Pérdida de control para ser una persona eficaz y con dominio del mundo.
  • Tiene problemas para “pasar” el proceso y experimenta una degeneración de las habilidades y hábitos.

Es por esto, por lo que la terapia ocupacional se va a encargar de modificar junto con el paciente el uso que hace éste de la ocupación y la adaptación de las actividades como medio terapéutico, creando el desempeño ocupacional más óptimo según cada paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.