Un 40 % pacientes dependientes puede recuperar autonomía con terapia

Barcelona, 24 jul (EFE).- Un 40 % de los 650 pacientes atendidos en los últimos diez años en la sala de terapia ocupacional del Parque Sanitario Pere Virgili, de Barcelona han conseguido volver a realizar actividades básicas como alimentarse, bañarse o vestirse, gracias a este tipo de tratamiento.

Este centro ha informado hoy de que fue el primer hospital sociosanitario de Cataluña en poner en marcha la sala de terapia ocupacional, destinada a la rehabilitación y el fomento de la autonomía de pacientes con patologías neurovasculares o traumatológicas, de cara a su regreso al hogar.

Las instalaciones cuentan con una cocina, un baño y una cama que simulan una vivienda real, y que permiten la reeducación de los pacientes en actividades básicas de su día a día y trabajar las habilidades que tendrán que realizar en sus domicilios, como lavar los platos, cocinas o elaborar una lista de la compra.

Todos los usuarios que pasan por esta sala son valorados con el índice de Katz, que evalúa las actividades de la vida diaria en el inicio del tratamiento y también cuando se finaliza el mismo, que suele coincidir con el alta del enfermo.

A día de hoy, más de 650 pacientes han sido tratados en esta sala, muchos de los cuales, operados de la cadera o de la rodilla, han perdido autonomía y tienen diferentes limitaciones.

Por lo que se refiere a las personas que han padecido una lesión neurovascular, como en el caso de un ictus, pueden tener afectaciones en el habla, las funciones cognitivas y también hemiparesia (parálisis de la mitad del cuerpo).

“Estas disfunciones provocan, habitualmente, una afectación del equilibrio y de la simetría, falta de coordinación o alteración de la marcha”, ha indicado Eva Llarch, terapeuta ocupacional del complejo sociosanitario.

Además de ayudar en las cuestiones prácticas, los responsables de la sala también aconsejan sobre las posibles adaptaciones necesarias o las más idóneas a realizar en los domicilios de los pacientes, que suelen aportar planos o fotografías, ha indicado la terapeuta.

Ayudar a usar cucharas con curvatura o trucos como usar dos pinzas de ropa o cordones y ponerlas en el extremo de los pantalones o la falda para vestirse son algunas de las adaptaciones que se enseñan a usar en la sala ocupacional del centro Pere Virgili, el mayor complejo sociosanitario de Cataluña. EFE.

La Vanguardia

Comparte este post...Tweet about this on TwitterShare on Facebook34Share on LinkedIn0Share on Google+0Print this page

No se admiten más comentarios