Una aplicación facilita el seguimiento de la terapia ocupacional

Un proyecto de investigación de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), en España, ha desarrollado una aplicación para hacer más fácil y eficaz la terapia ocupacional tanto para los profesionales como para los pacientes. La herramienta, diseñada tanto para ordenador como para dispositivos móviles, ayuda a realizar las acciones propias de la terapia ocupacional: evaluación, intervención y análisis de los resultados.

“Queríamos que los terapeutas ocupacionales tuviesen un instrumento válido para realizar un seguimiento del trabajo que realizan con sus pacientes, desde el diagnóstico a la intervención y la evaluación de los resultados”, señala en declaraciones a DiCYT Amparo Jiménez Vivas, catedrática de Diagnóstico Educativo y Profesional de la Facultad de Educación de la UPSA.

“La terapia ocupacional es la estrategia que ayuda a las personas a desempeñar una vida ordinaria, es decir, a manejarse dentro de la actividad diaria normal”, explica, con lo cual los destinatarios pueden ser sujetos muy variados, generalmente, con algún tipo de discapacidad física, psicológica o social. En esencia, el trabajo consiste en evaluar la habilidad de estas personas para llevar a cabo actividades, independientemente de si se trata de un paciente con alzhéimer o con síndrome de Down, y a partir de ahí realizar intervenciones cuando sea necesario.

Los profesionales suelen trabajar con papel impreso tanto en su relación con los pacientes como a la hora de realizar informes, recogen numerosos datos que deben archivar y a menudo se tienen que desplazar para realizar su trabajo. Es decir, los procesos se llevan a cabo de forma manual y generan una enorme cantidad de información difícil de gestionar.

Por eso, “nos parecía que el método tradicional se queda corto para realizar un diagnóstico y llevar un seguimiento del desarrollo de las intervenciones, así que nos planteamos diseñar una aplicación a la que se pudiera acceder desde un móvil, una tableta o un ordenador”, apunta la especialista

Además, al diseñar un modelo de interacción para dispositivos móviles, los investigadores han aprovechado para plantear mejoras en el sistema de evaluación e intervención, ya que las características de estas nuevas tecnologías permiten abordar la terapia de forma más eficaz. Los pacientes tienen que realizar numerosas pruebas en papel que podrían ejecutar directamente en el dispositivo móvil, participando de forma más interactiva y, por lo tanto, más entretenida y atractiva. Asimismo, una de las intervenciones habituales se basa en el uso de tarjetas de colores físicas y, en este caso, sustituir estos materiales por la interacción con pantallas táctiles resulta incentivador para el usuario y facilita la tarea del terapeuta.

De esta forma, la recogida de información por parte del profesional también se simplifica, puesto que todos los datos quedan almacenados en la aplicación informática. La idea es ir conformando una gran base de datos que recoja la evolución del paciente y que ese historial se pueda consultar en cualquier parte a través de cualquier dispositivo.

Además de Amparo Jiménez, por parte de la Facultad de Educación ha intervenido la profesora Amparo Casado, pero ante un proyecto de carácter tecnológico también era necesaria la colaboración de expertos en Informática como Javier Bajo, de la Universidad Politécnica de Madrid y Sigeru Omatu, del Osaka Institute of Technology de Japón.

Entre todos han diseñado un sistema conocido como “multiagente”, que en el ámbito informático tiene que ver con la automatización de tareas de forma inteligente. Así, en este caso, la aplicación mejora las escalas de valoración, genera informes y extrae estadísticas útiles para los terapeutas.

El nuevo sistema fue sometido a la evaluación de los terapeutas ocupacionales y los resultados fueron muy satisfactorios, puesto que “les ayudaba en su práctica profesional, les parecía interesante y adecuado”. Por eso, los investigadores creen que a partir de este estudio piloto “sería interesante generalizar la aplicación”. (Fuente: José Pichel Andrés/DICYT)

Los comentarios están cerrados.